¿QUÉ SON LOS ACÚFENOS?

Definición de Acúfeno o Tinnitus

El acúfeno es la percepción de ruidos en el oído que no corresponden con ninguna señal acústica en el entorno. El zumbido, tintineo o acúfeno es la percepción de ruidos o sonidos en el individuo que no provienen del exterior. Estos sonidos son, en cambio, producidos por el paciente mismo.

El acúfeno corresponde al zumbido o sonidos como silbidos que se escuchan en un oído, en ambos y en la cabeza, ante la ausencia de cualquier fuente física en el medio ambiente.

El sonido que se escucha puede provenir de varias fuentes: sonidos puros graves (zumbido), un sonido agudo (tintineo), continuo o en forma de pulsaciones, etc…Sin embargo, los sonidos percibidos por el paciente con frecuencia son complejos y pueden ser similares, por ejemplo, al sonido de una campana, un silbido, al ruido del vapor, un motor, un chirrido, al canto de un grillo o cigarra.

El acúfeno no es en sentido estricto una alucinación auditiva. Puede distinguirse de la misma por el contenido rudimentario de los ruidos que se escuchan (sonidos puros o ruidos de bandas de frecuencias más o menos amplias carentes de sentido o dirección) y por el hecho que el paciente es consciente de que provienen de su propio organismo.

Esto resulta de la producción de una señal anómala en el sistema nervioso en algún nivel particular de las vías auditivas que, luego de ser tratada por estas últimas, se interpreta como un ruido al alcanzar la corteza auditiva.

Considerando que no existe ninguna fuente externa de ruido, el sonido percibido es una alucinación auditiva creada por una reorganización a nivel de la corteza luego de una pérdida en la agudeza auditiva en la frecuencia del acúfeno. ¡Por eso la gente que sufre de acúfenos evita hablar demasiado al respecto, por temor a ser tomados por personas con alucinaciones!

La gente que sufre de acúfenos oye un ruido fantasma producido por la parte del cerebro que no está estimulada por los ruidos habituales de frecuencias que ya no oye, debido a la pérdida de la agudeza auditiva en la zona correspondiente a las frecuencias del acúfeno.

La teoría más reconocida sobre el origen de los acúfenos es la existencia de una lesión en las células ciliadas externas. Precisamente, una alteración en los esterocilios adheridos a las células ciliadas externas lo cual induciría un desacoplamiento de la membrana tectoria. De esto resultaría una hiperexcitabilidad del nervio auditivo generando una liberación excesiva de glutamato, la cual sería el origen de los sonidos que se perciben. Un traumatismo sonoro puede inducir así una lesión en las CCI visible con microscopio.

Dos tipos de acúfenos

Acúfenos objetivoS

Se refiere a los pocos casos en los cuales los ruidos que se oyen son el resultado de anomalías vasculares o contracciones anormales de los músculos de la esfera O.R.L., o defectos estructurales del oído interno.

Acúfenos subjetivos

Cuyo origen puede encontrarse en cualquier nivel de las vías auditivas, desde el conducto externo del oído hasta el cerebro.

Estadísticas

  • El predominio mundial estima que del 10 % al 17 % de la población estaría afectada por acúfenos
  • 44 millones de estadounidenses sufrirían acúfenos de los cuales 12 millones son casos severos
  • La Asociación Canadiense de Acúfenos contabiliza más de 5 millones de casos
  • Un joven de cada cinco presenta riesgos de sordera debido al ruido y a la falta de estudios epidemiológicos a gran escala que proporcionen estadísticas. Se considera que del 10 % al 20 % de ellos tienen problemas auditivos Sería necesario agregar a estas cifras los jóvenes que sufren de acúfenos e hiperacusia.

Algunas de las causas conocidas

  • Sordera súbita
  • Traumatismo auditivo (conciertos, discotecas, petardos, fuegos artificiales)
  • Pérdida auditiva
  • Traumatismo craneoencefálico (en particular después de fracturas)
  • Neuroma y tumor en el ángulo pontocerebeloso
  • Medicamentos y drogas (aspirina, diuréticos, aminoglucósidos, quinina)
  • Problemas cervicales y de mandíbula
  • Problemas dentales
  • Infecciones crónicas
  • Otosclerosis
  • Enfermedad de Ménière (o vértigo)
  • Alta presión sanguínea (Hipertensión)
  • Anemia severa e insuficiencia renal
  • Borreliosis
  • Estrés o depresión

Ciertas medicaciones pueden causar acúfenos en algunas personas.

Medicamentos ototóxicos: algunos antibióticos (en especial los de tipo aminoglucósidos administrados en forma intravenosa para el tratamiento de infecciones sistemáticas o generalizadas), diuréticos, medicamentos anti-paludismo (contra la malaria), medicamentos contra el cáncer y ciertos analgésicos (salicílicos como la aspirina) indican en la descripción del producto un riesgo de toxicidad para el oído como efecto secundario.

La nutrición también puede incidir en los acúfenos, por ejemplo: consumo excesivo de cafeína, alcohol, fármacos, productos picantes, etc.

También debemos considerar que factores psicológicos como (estrés, ansiedad, un acontecimiento emocional perturbador, depresión) pueden influir, acentuar o hasta revelar un acúfeno. La molestia causada por el acúfeno no está relacionada precisamente con su intensidad, sino más bien con la percepción que siente el individuo ante este no deseado y a veces tan tenaz ruido.

Readiestramiento para acúfenos

La neuropsicología nos enseña que los estímulos sonoros que son nuevos o asociados a una experiencia negativa se tratan como sonidos significativos y evocan una respuesta emocional que prepara el cuerpo para una reacción de fuga o confrontación. La repetición de estos sonidos se interpreta como una intensificación de su percepción y una resistencia a su supresión por otros estímulos.

En cambio, la repetición de señales neutras está acompañada por la desaparición progresiva de las respuestas inducidas, lo cual corresponde con el fenómeno de adaptación.

El resultado de un acúfeno carente de sentido emocional es objeto por lo tanto de acostumbramiento. El PAXX100 es un dispositivo personalizado que ayuda a las personas con acúfenos a habituar su cerebro al mismo. Muchos estudios clínicos han demostrado que este tipo de terapia reduce la percepción del acúfeno en la mayoría de los pacientes (documentos de referencia).

¿ALGUNA PREGUNTA?

APROBADO POR LOS USARIOS

“Intenté con acupuntura, osteopatía, ruido blanco y comprimidos contra la ansiedad sin éxito. Utilicé PAXX100, mis acúfenos han disminuido a tal punto que ya no les pongo atención.”

– D. S., Técnico en telecomunicaciones

Ser proveedor autorizado de PAXX100

MÁS INFORMACIÓN

Si desea más información acerca de investigaciones sobre acúfenos, tratamiento y teoría, lea el siguiente documento.

Lista de referencia científica